RSS

Archivo de la categoría: CALAMARES

EL CALAMAR

 

  

 

EL CALAMAR (Loligo vulgaris)
Clase: Cefalópodos.

 

En estos últimos días de verano y durante todo el otoño, con la mar en calma, desde embarcación o costa, disfrutamos de una pesca diferente sumamente gratificante. PESCAMOS CALAMARES.

Aunque los suele haber todo el año, es en estos meses en que se acerca a la costa para la freza; al amanecer y al caer la tarde, cuando buscamos este verdadero prodigio de la naturaleza marina, este preciado y exquisito cefalópodo de aspecto particular, con forma de torpedo y grandes e inteligentes ojos..

 

MORFOLOGIA

 El cuerpo de este decápodo, también llamado jibión, es alargado y fusiforme. Está provisto de dos aletas de forma romboidal, que parten del extremo del cuerpo para llegar hasta la mitad e incluso sobrepasarlo. En su cabeza nacen ocho tentáculos y dos largos brazos contráctiles que suele llevar recogidos hacia la boca, pero que a la hora de atacar para capturar una presa salen con gran rapidez. Estos dos brazos están armados de ventosas desiguales entre sí y extremos aplanados, que usan para cazar; los ocho tentáculos restantes no son iguales, tienen diferente longitud y poseen dos series de ventosas cada uno. Si se arrancan no pueden volver a crecer. Cuentan con una concha interna a manera de esqueleto llamada pluma, de naturaleza córnea, que le proporciona consistencia. Tiene un saquito de negra tinta que suelta cuando se ve en peligro; junto con su mimetismo es su mejor arma defensiva.

Detrás de la cabeza, tienen un gran sifón llamado hipónomo muy musculoso que usa como medio de propulsión. Con él expulsa un chorro de agua a una presión sorprendente; esto le da impulso para desplazarse rápidamente en cualquier dirección que desee.

La mayor parte de su cuerpo está recubierto por una membrana gelatinosa de color rosado, que contiene las células pigmentarias llamadas cromatóforos (que contienen pigmentos rojo y negro); lo que le permite cambiar rápidamente de color según el entorno. El color dominante del cuerpo del calamar en su hábitat, es rosado, casi transparente con manchar pardas y rojas. Los calamares poseen dos branquias y un sistema circulatorio cerrado asociado formado por un corazón sistémico (que afecta al cuerpo entero) y dos corazones branquiales. Lo mismo que otros cefalópodos, posee un sistema nervioso muy desarrollado. Su cerebro principal tiene una capacidad de aprender y recordar superior a muchos mamíferos. Además, en la base de cada largo brazo hay un cerebro secundario conectado con el primero.

Su poderosa boca, en forma de pico de loro, está movida por un sólido conjunto de músculos que hacen de ella un arma muy eficaz; en ella aloja la rábula, una especie de lengua que tienen casi todos los moluscos.

Sus ojos son los mayores del mundo animal. El calamar es una especie visual, es decir que utiliza la vista para cazar y para evitar a los depredadores; Sus ojos están preparados para ver incluso a grandes profundidades donde la luz es muy escasa. Puede que sea uno de los animales marinos con mejor visión

Durante años se pensó que los pulpos y los calamares eran sordos, pero recientemente se ha demostrado que tanto unos como otros pueden utilizar un órgano llamado estatocisto para registrar sonidos. Estas estructuras parecidas a sacos, contienen una masa mineralizada y vellos sensoriales.

 

 

HABITAT:

 Es una especie frecuente cerca de la costa en verano y otoño y en mar abierto el resto del año. El calamar vive en grupos, siempre en movimiento. Son grandes nadadores y casi nunca reposan en el fondo; pueden nadar a propulsión, mediante ondulaciones de sus aletas o dejándose llevar por la corriente. Se dice que pueden llegar a alcanzar una velocidad de 50 km/h.

Sus sitios favoritos son los lugares cercanos a las rocas, fondos arenosos y roncheles, en profundidades que pueden variar de 2 a 50 m. según el estado de la mar, la claridad e incluso la hora. Como se ve, los calamares pueden vivir en diversos ambientes, incluyendo lugares con algas o grandes profundidades.

En época de reproducción debemos buscarlo cerca de la costa al amanecer y más adentro según va pasando el día.

Hasta hace poco era muy abundante, extendiéndose su hábitat por el Mediterráneo, costas orientales del Atlántico, desde Noruega hasta Canarias. A día de hoy es un bien cada vez más escaso.

 

 FREZA:

 Se reproducen desde marzo a octubre de una manera muy similar a los pulpos. Como ellos, uno de los brazos de los machos funciona como órgano reproductivo y es insertado en la cloaca de la hembra para depositar la esperma. Ésta, pone gran cantidad de huevos formando masas gelatinosas que pega en los agujeros de las rocas. Es una madre amantísima que cuidará y protegerá los huevos hasta su eclosión. El calamar se desarrolla muy rápido, aunque la mayoría sólo vive un año; gran parte de ellos mueren después de desovar. Sólo las especies gigantes suelen vivir dos o tres años a grandes profundidades.

 

 

ALIMENTACION

 El calamar es un gran depredador, tiene un apetito insaciable; está continuamente buscando comida, motivo por el cual siempre estará dispuesto a atacar nuestros señuelos. Sus dos tentáculos grandes son prensiles y le sirven, lanzándolos con gran rapidez para atrapar sus presas y llevarlas hacia sus ocho tentáculos más cortos que la sujetan y la acercan a la poderosa boca para ser despedazadas en trozos manejables. Es exclusivamente carnívoro. Su principal alimento son peces e invertebrados.

 

 DEPREDACION Y PESCA

 Mar tranquila, buscando el viento de tierra a mar, o mejor aún sin viento, serán las mejores condiciones para su pesca. Los métodos para pescar calamares son varios pero muy sencillos. (Hablamos de pesca deportiva)

Desde embarcación: Necesitaremos un plegador que puede ser de plástico, madera, corcho u otro material que no pese mucho. Le pondremos mínimo 100 m. de nylón del 0,50 o 0,60mm. Si lo ponemos con color será más fácil verlo en el fondo de la barca evitando así enredarlo con los pies. A continuación pondremos un esmerillón de imperdible (quitavueltas). Con un hilo del 0,30, 0,35 de buena calidad para evitar roturas innecesarias haremos un terminal de una braza más o menos. En un extremo pondremos una lazada o ataremos un esmerillón cerrado para enganchar en el quitavueltas de imperdible de la línea madre. Por el otro extremo, enhebraremos la potera. Hecho esto, pondremos otro esmerillón cerrado para que sirva de tope al pajarito. Ataremos otra braza de nylón con otra potera a poder ser de diferente color. (Suelo poner sólo dos, pero eso irá en la destreza de cada uno) Terminaremos el aparejo con una braza de hilo atada al último quitavueltas y en el otro extremo pondremos un plomo de más o menos 120 grm.

Este método evita que con el movimiento y las corrientes enrollen las poteras, si bien es verdad, que si se quiere cambiar el color de los pajaritos, habrá de cambiarse el aparejo completo. Con este método es recomendable llevar aparejos de repuesto ya que si se nos lía uno en el momento de más intensidad de la pesca, perderemos mucho tiempo deshacer el enredo. Dejémoslo para arreglarlo en casa y pongamos otro lo más rápido posible para que la perdida de tiempo sea mínima. Previsiones como ésta nos ayudarán a que la pesca sea más fructífera.

Otra manera es; fijando al terminal un imperdible giratorio lo más pequeño posible al que ataremos los señuelos con nylón invisible. Colocaremos tantos como poteras queramos poner, separadas convenientemente para que no se líen Este método nos dejará cambiar los pajaritos tantas veces como deseemos sin cambiar el bajo de línea.

Con todo dispuesto para la pesca, desplegaremos hasta el fondo nuestro aparejo, cuando el plomo se pose, comenzaremos a subirlo parando cada dos tres brazas, lo dejaremos quieto unos segundos, dando unos tirones para ver si enganchamos y seguidamente subiremos otras tantas brazas, repitiendo lo mismo las veces que sea necesario hasta quedar más o menos a medias aguas momento en que lo dejaremos bajar de nuevo al fondo para volver a empezar. Si la corriente nos lo arrastra, lo sacaremos totalmente y lo volveremos a lanzar para que quede lo más recto posible Pescando calamares, partimos siempre con la ventaja de que es un animal muy voraz, siempre dispuesto a comer. La mejor manera de incitarle es moviendo nuestro aparejo de vez en cuando. Esperaremos su picada con el sedal entre los dedos, el brazo extendido, atentos a cualquier señal del otro extremo del hilo. Una buena sensibilidad por nuestra parte será garantía de éxito. La picada del calamar no tiene nada que ver con el resto de peces. No sentiremos un tirón, sino que sentiremos un aumento de presión en nuestra línea al que responderemos con un tirón para que quede bien clavado en la potera. A continuación empezaremos a subirlo DESPACIO pero de forma continuada. Sólo se nos escapará si paramos de recoger o lo hacemos bruscamente.

Desde Costa a boya: Con las varas de pescar a boya o con las de surf casting. Se utiliza una boya grande plomada que dejaremos suelta por la línea madre. Pondremos por arriba un tope para que no suba más del calado que deseemos poner (esto es Boya loca- se usa para poder lanzar más lejos). Por debajo de la boya ponemos un esmerillón que sirva de tope para que no baje más de la cuenta y atado al mismo, un ramal de metro y medio más o menos con una potera atada. Debemos tener en cuenta que el pajarito no debe quedar en el fondo, sino a una braza del mismo. Ahora a esperar que el calamar abrace la pajarita y hunda el corcho; será el momento de clavar rápidamente y no destensar la línea en ningún momento, recogiendo lo más rápido posible. Recordemos también que los calamares según la hora, claridad o estado de la mar pueden estar más cerca del fondo o de la superficie por lo que debemos cambiar el calado de vez en cuando hasta que los encontremos. Esta modalidad es más eficaz por la noche y al amanecer que es cuando el calamar se acerca más a la costa.

Desde costa al lanzado: Atando directamente la potera a la línea madre, lanzando lo más lejos posible y recogiendo despacio, sin paradas, procurando no se nos enganche en el fondo. (Tipo rapala)

Aunque el calamar es lucífugo (le molesta la luz) va siempre hacia ésta atraído por la cantidad de peces que se concentran alrededor de la misma. Recordemos que actualmente ESTA PROHIBIDO PESCAR CON LUZ

 

CURIOSIDADES

 Dado el finísimo olfato de los calamares, es recomendable mantener las poteras totalmente limpias, evitando el contacto de las mismas con el tabaco, combustible o cualquier olor fuerte

Algunas especies de calamares de aguas abiertas tienen la mayor diferencia en tamaño entre sexos que se conozca. Los machos miden unos pocos centímetros y las hembras pueden ser hasta cien veces más grandes.

Muchos calamares de las profundidades producen su propia luz, son bioluminiscentes

(De la red)

 

PROPIEDADES NUTRITIVAS

 El calamar tiene una carne muy sabrosa. Son extremadamente magros, buena fuente de proteinas, de ácidos grasos polinsaturados y de vitaminas del complejo B. Contiene calcio, hierro, son ricos en yodo y sodio, potasio, fósforo y magnesio.

Debemos vigilar su ingesta en personas con hipertensión y niveles altos de colesterol.

 

Salud y buena pesca.

 

No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia” Respetemos el medio ambiente

 
2 comentarios

Publicado por en 21 septiembre, 2009 en CALAMARES