RSS

Archivo de la categoría: EL PULPO

EL PULPO (Octopus vulgaris)

de la red
 

El Pulpo (Octopus vulgaris)

 

Víctor Hugo, escribió: “Los horribles tentáculos son duros como el acero, fríos como la noche, el pulpo lo atrae a uno. Imposibilitado del movimiento el hombre es absorbido dentro de la horrible bolsa que es el monstruo mismo, la muerte llega en forma terrible”. Aristóteles construyó para Alejandro Magno una campana con la efectuó una única inmersión. Después de ello describió al pulpo como “una serpiente de ocho cabezas”.Nada más lejos de la realidad. Realmente el pulpo es un animal tímido y huidizo, profundamente inteligente y absolutamente sorprendente. Sus cualidades miméticas hacen de él un genio del camuflaje, lo que le permiten pasar desapercibido frente a sus enemigos y, lo que es más importante, frente a sus presas.Se ha demostrado que el origen de todos los pulpos es La Antártica; dispersándose con el tiempo por todos los mares de la tierra; han conseguido adaptarse y evolucionar durante más de 30 millones de años. Están considerados los invertebrados más inteligentes ya que – a diferencia de los vertebrados que trasmiten los conocimientos de generación en generación-, los adquieren por sí mismos puesto que sus progenitores mueren después de la eclosión de los huevos Su capacidad para resolver problemas, sortear obstáculos, memorizar y aprender observando, está más que demostrada. Incluso puede adoptar formas de algunos animales venenosos para protegerse. También se ha comprobado que tiene memoria a corto y largo plazo y que es capaz de usar herramientas. Estas características le ayudan a desenvolverse en el fondo marino con gran soltura y absoluta confianza; se desplaza con rapidez, con bruscos deslizamientos, ayudado por sus tentáculos; en caso de peligro, puede tomar impulso mediante la expulsión de un chorro de agua a través de la cavidad respiratoria, que puede orientar en diversas direcciones. Los octópodos (Octopoda, del griego, octó, ocho y podós, “pies”) son un orden de moluscos cefalópodos  conocidos comúnmente como pulpos. Carecen de concha y poseen ocho brazos. Existen unas 290 especies reconocidas, y la hembra sólo se aparea una vez en toda su vida (viven de 1 a 3 años). Son animales marinos carnívoros
MORFOLOGÍA: Su cuerpo presenta tres partes bien diferenciadas: La cabeza, el manto y las extremidades El pulpo es un animal totalmente carente de huesos, de una flexibilidad pasmosa, un cuerpo blando, capaz de meterse en una botella para refugiarse en su interior.La cabeza alberga los órganos sensitivos del animal: el cerebro y sus tres corazones, dos de los cuales bombean sangre sin oxígeno a las branquias y el tercero una vez oxigenada, al resto del cuerpo; los ojos, el aparato digestivo, un sifón y la corona de donde salen los brazos que rodean la boca. Los ojos lenticulares del pulpo están considerados como los más parecidos a los de los mamíferos; dotados de una gran agudeza visual que les permite adaptarse a los cambios de luminosidad, aunque parece que no distinguen bien los colores. Si miramos los ojos de un pulpo vivo sentiremos una extraña sensación por el halo de inteligencia que desprenden. Para aumentar su campo de visión elevan su cuerpo sobre sus tentáculos ganando altura para aumentar la vista periférica del fondo marino.El Manto en la parte posterior, está compuesto por un saco muscular que aloja el tracto digestivo, las branquias, la bolsa de tinta que usa para defenderse y los órganos reproductores. Este saco se abre al exterior por medio de una hendidura que sobrepasa los bordes laterales del cuerpo.Sus ocho brazos, cuentan con dos filas de ventosas pegajosas en la parte inferior que convergen en el cuerpo del animal. Las ventosas, originan zonas de vacío que permiten su adherencia a cualquier superficie. Cada uno de ellos se conecta con un pequeño cerebro que depende del principal y que usa para controlarlos. Los tentáculos están equipados con receptores táctiles y olfativos. Cada ventosa posee unas 10.000 células sensibles al gusto. En su punto de convergencia presenta la poderosa boca provista de un pico córneo, similar al de un loro con el que puede triturar crustáceos e incluso bivalvos. Sus restos aparecen decorando a menudo, la entrada de su guarida. Mediante el control de su sistema nervioso, puede variar su apariencia en función del ambiente en que se encuentre, cambiando de forma y de color desde el rojizo, marrón, amarillo, azulado o gris. Puede arrugar su piel de forma que parezca una piedra cubierta de algas o llenarla de protuberancias para asustar a sus depredadores. Puede incluso introducirse piedras en la bolsa de su cabeza para parecer más grande ante sus enemigos. Su estado de ánimo influye también en estos cambios. Azulado cuando se excita, pálido cuando tiene miedo, rojizo cuando está furioso…El pulpo tiene muy desarrollados todos los sentidos menos el oído. Aunque se creía que era totalmente sordo, se ha demostrado que puede escuchar sonidos de entre 400 y 1.000 hertzios. Suficiente, dado que viven en el fondo marino y difícilmente llegarán allí sonidos más intensos.
HABITAT: Las escolleras sumergidas y accidentadas son el reino del pulpo; pero también puede elegir su morada en zonas arenosas, donde piedras y cuerpos extraños yacen en el fondo. Está claro, que lo que realmente busca son los sitios donde pueda emboscarse, ricos en grietas y asperezas.Este octópodo, es un animal generalmente solitario y territorial, de forma que cada individuo posee su propia madriguera. Normalmente, es una especie costera que vive en aguas poco profundas los de menor tamaño, a más profundidad los grandes pulpos. En nuestras costas habita en todo tipo de fondos, siendo sus preferidos los rocosos. Pasa gran parte de su vida escondiéndose; suele elegir algún agujero natural entre rocas o escombros y si no dispone de ningún lugar adecuado, se lo construye él mismo con piedras o bien cerrará alguna cueva demasiado expuesta. Cuando está listo para descansar, el pulpo cierra la entrada de su madriguera con rocas, escombros y conchas.  
FREZA: En invierno los pulpos comienzan acercarse a la costa para realizar la reproducción, se asientan en el litoral hasta la primaveraLos amores del pulpo son de lo más intenso que se pueda imaginar. Animal solitario, en la época de la reproducción, busca a la hembra y se une a ella en interminables abrazos que terminan casi siempre con grandes enredos de tentáculos. En este período son tremendamente vulnerables ya que se olvidan de la prudencia necesaria para huir de sus depredadores.Hay que destacar que son muy territoriales y que los combates entre machos en época de celo, pueden acabar trágicamente. Entablan duras batallas para conseguir aparearse con una hembra.Su sistema reproductor es bastante peculiar, el tercer brazo derecho del macho, en forma de cuchara en la punta, es en realidad un órgano para copular llamado hectocotylus. Con ayuda de éste tentáculo introduce los paquetes de esperma dentro de la cavidad paleal de la hembra fecundándola, luego el macho la abandona. Una vez realizada la cópula pierden este tercer brazo que se regenera con el tiempo, preparándose para la nueva temporada de apareamiento.Los huevos son depositados por la hembra, que los fija en las piedras o los cuelga del techo de la cueva, envueltos en unas cápsulas ovaladas con un pedúnculo corto formando haces. Produce aproximadamente unos 150.000, dependiendo del tamaño de la madre. Los cuidará con primor hasta la eclosión de los huevos; entre 50 y 80 días dependiendo de la temperatura del agua. Es impresionante el amor que la madre pulpo pone en el cuidado de los huevos; no los abandonará ni un segundo ya que de otro modo se morirían al cabo de poco tiempo. Los limpiará y oxigenará continuamente lanzándoles chorros de agua; los protegerá de los depredadores con su propia vida y mientras tanto no tomará alimento alguno; por lo que terminada la fase, tremendamente debilitada por tantos cuidados -MORIRÁ.
recién nacido (mondo pulpo)
 
Al nacer, el pulpito tiene la misma forma que el adulto, pero sólo mide unos 3 mm. Su ritmo de crecimiento es rápido durante las primeras fases. Durante este tiempo es tremendamente vulnerable y su número se reduce de forma espectacular. ….Y en el aire una pregunta… ¿por qué la madre se muere en el momento de la eclosión de los huevecillos? Ni antes ni después . Tal vez, sólo tal vez, se inmole en aras de la supervivencia de sus hijos, y sea ese el primer alimento de miles de diminutos pulpitos trasparentes. 
ALIMENTACIÓN Su dieta es principalmente carnívora basada en peces, crustáceos (sus favoritos), moluscos bivalvos, poliquetos e incluso otros cefalópodos. El pulpo caza casi cualquier pieza que pueda dominar; suele inspeccionar el fondo marino de noche capturando implacable a sus presas dormidas. Atrae a sus víctimas moviendo rápidamente la punta de un brazo como si fuera un gusano. También puede aproximarse deslizándose y precipitarse sobre el animal. Se valen de su gran capacidad de mimetismo para realizar emboscadas. Las glándulas salivales del pulpo segregan un veneno paralizante que atonta las presas que se ponen a su alcance. Una vez capturadas, las arrastra hasta su refugio donde las devora con toda tranquilidad.El canibalismo juega un papel importante en su alimentación, acentuándose durante los periodos próximos a la reproducción. Un pulpo privado de su alimento, puede sobrevivir varios meses comiéndose sus propios tentáculos. Una vez que vuelve a tener el sustento que necesita, éstos le vuelven a crecer.Las algas también forman parte de su dieta.
 DEPREDACIÓN Y PESCA: Pese a que el pulpo goza de una gran fuerza en comparación con su tamaño; el Congrio, la Morena el Mero y el Dentón, son sus principales depredadores aunque no los únicos. Para esquivarlos el pulpo expulsa un poco de tinta negra por su sifón. Criatura sumamente inteligente, es capaz de distinguir entre varias soluciones para un mismo problema. Lo hace de distinta manera según la fuerza y la naturaleza de su adversario. Por lo tanto las reacciones de defensa del pulpo son dirigidas por el cerebro, no por el instinto. Las mejores horas para su captura es en la madrugada y el crepúsculo en los días de calma y mar tranquilo. El resto del día permanece emboscado Cada pescador tiene su propio método para la pesca del pulpo, poteras, tablas, latas, vasijas, cualquier recipiente puede servir como refugio de un pulpo. El más rudimentario e ingenioso será la pulpera compuesta por una vasija lastrada; atada con una cuerda, se deja bajar al fondo donde se supone hay pulpos. Si introducimos dentro algo de color blanco, será irresistible para él, que es tremendamente curioso; si lo encuentra cómodo se quedará. Al día siguiente la sacaremos y seguramente dentro tendremos a nuestro inquilino.  Existen a la venta una gran variedad de tablas para pescar pulpos que por un lado están fuertemente lastradas; por el otro llevan unos anzuelos de tamaño considerable en los que pondremos el cebo atado con hilo de lycra. La tabla irá sujeta con una cuerda para su extracción. Aquí primará la paciencia porque el pulpo será atraído por el olor del cebo. La sardina es de los mejores. No sentiremos la picada de un pulpo porque no tira, sino una fuerte presión. Aún así, a la hora de sacarlo debemos hacerlo con todo cuidado atentos a los fuertes tirones que nos dará al verse arrastrado. Las poteras que también se usan para los calamares, son excelentes, deberán ser muy resistentes y al no llevar cebo, de colores vivos. El pulpo siente debilidad por el blanco aunque también le llama la atención el rojo. El problema de pescarlo con sedal es que como el pulpo siempre anda por el fondo, en cuanto se siente enganchado se agarra a cualquier saliente, rompiéndonos el aparejo con gran facilidad.El peso mínimo para su captura será de UN Kg. Debemos estar bien informados de las normas que aún dentro de una misma comunidad son diferentes según en qué sitios. Sobre todo las vedas.
 
pescado a caña
 
 CURIOSIDADES: Otra prueba de la inteligencia de este cefalópodo, es cómo consigue devorar los moluscos bivalvos: Se sitúa cerca de la presa sujetando con un tentáculo una piedra pequeña. Se arma de paciencia y espera a que el bivalvo se abre lo suficiente; con rapidez y precisión el pulpo le echa la piedra dentro de las valvas para que no pueda cerrarlas del todo. Así consigue introducir la punta de un tentáculo y con su enorme fuerza, abrirlo totalmente para devorarlo. 
Como curiosidad los pulpos no tienen la sangre roja como la mayoría de los animales sino azul como las sepias y calamares. El color azul de la sangre se debe a que utilizan hemocianina en lugar de hemoglobina como molécula transportadora de oxígeno. El conteniendo de la hemocianina es cobre en lugar de hierro; de ahí su característico color azul. 
Algunos pulpos se defienden de su depredador extendiendo al máximo el cuerpo que adquiere un color blanquecino con dos grandes círculos negros a cada lado. En algunas ocasiones sirve para ahuyentar a su perseguidor. 
¿Pulpo o pulpa?… Un detalle que muy poca gente conoce es que la “pulpa” tiene los tentáculos mucho mas largos y puntiagudos que el macho, en cambio el pulpo los tiene mucho mas cortos y anchos que su compañera. ( de la red). Según me  apunta  D. Javier -submarinista gallego-, Hay una manera más sencilla de diferenciarlos:  “las hembras en un tentáculo tienen 2 ventosas grandes y en el de al lado otra más,son apreciables ya que destacan mas que las demas ventosas, y el macho no”.
  PROPIEDADES NUTRITIVAS El pulpo arrastra una detallada tradición gastronómica, sobre todo en Galicia, donde es el protagonista indiscutible de fiestas populares y de recetas milenarias, además de un manjar exquisito. Este octópodo, forma parte de la, familia de los moluscos y es uno de los platos preferidos de la cocina oriental. Aporta proteínas de alto valor biológico con una digestibilidad mayor que las de otras carnes. Es una importante fuente calcio y vitaminas A, B, D y E, y de minerales como el fósforo, zinc, yodo, selenio y magnesio. Cabe destacar su escaso valor en lo que respecta a calorías y grasas. Su carne es muy apreciada por su alta calidad. Se comercializa fresco, congelado y en conserva. Por último decir que sus carnes contienen sustancias de gran interés para la medicina y la farmacología.
Puro mimetismo (de la red)

Curioso, astuto, osado, batallador: difícilmente enumeraremos todas las cualidades del pulpo. Sus costumbres, cómo adorna su cueva, sus amores apasionados, su manera de defenderse; hoy como ayer siguen admirándonos y llenándonos de asombro.

Mis respetos para el más admirable de los seres marinos.

 Salud y buena pesca,

berta

No se puede defender lo que no se ama, y no se puede amar lo que no se conoce.

 

 

 

 
6 comentarios

Publicado por en 29 junio, 2009 en EL PULPO