RSS

Archivo de la categoría: EL RODABALLO

EL RODABALLO…Rey de la cazuela

 

 

  El Roballo pez de mar ( Psetta máxima, pertenenciente al orden de los Pleuronectiformes), es de cuerpo muy comprimido y plano en forma de rombo asimétrico, casi circular, muy grueso y sin escamas.Tiene la boca grande y el hocico en punta  danta con una mandíbula prominete e igual dentadura  en ambos lados.En reposo, por la forma de sus ojos saltones mira hacia la izquierda.

Las aletas pectorales son cortas y redondeadas con forma de espátula. Tiene  una extensa aleta anal y el ano está situado en el lado derecho (parte blanca de abajo). Gris pardo en su dorso (parte izquierda), cambia de color en función del que tenga su entorno. El vientre es de color claro. Su piel  presenta en la parte superior numerosos tubérculos de forma cónica, que lo diferencian de otros muy similares como son el Rémol ( , Scophtalmus rombus )también llamado Rombo, aunque es muy parecido se diferencia del Rodaballo porque presenta en su parte dorsal una serie de manchas blancas muy características y además su aleta dorsal tiene unos radios separados (no unidos).

La Platija de color verdoso con manchas oscuras  y la solla, más alargada  y con pintas rojizas también tienen cierto parecido, aunque se asemejen más al lenguado.

  El Rodaballo vive en aguas  poco profundas, nunca superiores a 100 ó 150 metros. Le gustan los fondos arenosos donde suele pasar el tiempo descansando, alimentándose de peces más pequeños  y todo tipo de crustáceos. Es un depredador diurno muy voraz.

 

Los ejemplares adultos pueden tener hasta un metro de longitud y más de 15 kg. de peso. Al llegar la primavera se acercan a la costa para desovar. La calidad y la temperatura de las aguas de la costa influye en su rápido desarrollo.

La freza, se lleva a cabo entre abril y agosto y una hembra adulta (grande) puede llegar a poner 10 ó 15 millones de huevos. Realiza varias puestas secuenciadas cada dos a cuatro días. Los huevos flotan envueltos en una gota que segrega para su protección. La fecundación es externa y la incubación dura unos siete días aproximadamente.

Las larvas son pelágicas (que flotan en el mar unidas al plácton) y empiezan a vivir sobre el fondo cuando miden unos 25 mm. de longitud.  A los 40 ó 50 días realizan una metamorfosis y cambian su  simétrico estado larvario y se transforman, su ojo derecho se desplaza hacia la izquierda perdiendo su simetría.  Al final del año, cuando alcanza los 8 ó 10 cm, abandona las aguas litorales para sumergirse a mayores profundidades.

Alcanzan la madurez sexual  cuando miden 15 cm  los machos y 20 las hembras. Unos tres años son necesarios…. De ahí la importancia de respetar la medida de 30 cm. para intentar preservar la especie, antes tan abundante, hoy tan escasa.

 

Es un pez que se caracteriza por su vitalidad y resistencia, pues es fácil que dos días después de ser capturado aún pueda seguir vivo. Puede llegar a vivir unos 15 años.

 En los meses de verano es cuando más posibilidades hay de capturar alguno pescando desde costa y siempre a fondo  -surf-casting- . Habita fondos marinos arenosos desde costa hasta 100 metros. No suele desplazarse.

Es una especie que se pesca principalmente con la técnica de arrastre, ésto no quiere decir que no pique a un cebo bien presentado, si éste cumple con los requisitos de  descansar sobre el fondo y ofrecer una carnada de su gusto. Lo que mejor me ha resultado  para coger los poquitos que he pescado es colocar unas xorras ( de arena, de agua, americanas, de rosca etc.) en un pequeño anzuelo. El cangrejin blando, la patexa y otros crustáceos también nos pueden sorprender gratamente.

Para ello no es necesario lanzar a grandes distancias ni en zonas muy profundas, pues el Rodaballo se comporta como otros muchos peces de litoral y se interna con la marea siguendo los canales hasta la misma orilla del agua para conseguir su alimento. En ocasiones, con la bajamar, no encuentra su camino de vuelta o bien éste se ha quedado en seco, entonces se esconde  entre la arena de cualquier charca y allí espera a que vuelva a subir la marea.

Una característica que presenta es que, de ser descubierto, puede incluso ser atrapado a mano, debido a su escasa movilidad. Si se desplaza, lo encontraremos un poco más adelante posado en el fondo.

 Podemos encontrarlo en todas nuestras costas de una manera muy irregular y desgraciadamente pocas veces  tenemos la satisfacción de encontrarnos con uno de considerable tamaño, lo que siempre representa una grata sorpresa tanto por la calidad de su carne que es fina y delicada como por  el desorbitado precio  que tiene en el mercado dada  su escasez.

 Por otra parte considero todo un éxito los logros para su cría en cautividad, y ruego que según lo estipulado suelten al mar los que sean pertinentes.

 En algunos de mis días de pesca, me gusta coincidir con un pescador de avanzada edad que me cuenta  unas historias muy interesantes. Entre ellas y a tenor del rodaballo me contó que su padre -años ha- solía bajar a una de tantas playas asturianas con un artilugio de construcción casera  parecido a un arpón y paseando por la playa al lado del agua iba buscando rodaballos. cosa harto difícil dado su mimetismo con la arena  El hombre, por necesidad más que por otra cosa, había desarrollado una habilidad muy grande para encontrarlos y los arponeaba sin mayores dificultades dada su lentitud. En aquel tiempo los rodaballos tenían un tamaño considerable, y era para él toda una alegría dada la escasez que de casi todo se sufría , el llegar a la aldea con un pez  que daba bien de comer a una gran familia.

 

Salud y buena pesca,

 

  

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 5 junio, 2008 en CLASES DE PECES, EL RODABALLO