RSS

Archivo de la categoría: LA BRECA O PAGEL

LA BRECA O PAGEL

 

PESCANDO BRECAS DESDE EMBARCACION

La pesca desde embarcación es de las más gratificantes y entretenidas en casi todas sus modalidades. Las especies suelen ser variadas y de todos los tamaños.

Una de las piezas más codiciadas por los pescadores deportivos es la BRECA O PAJEL, debido, primero, a la sutileza con que el pescador debe actuar ya que su captura es un autentico reto: “Hay que ser muy fino”. Segundo, la calidad insuperable de su carne blanca , delicada y exquisita.

Describir una breca, pica o pagel, es todo un orgullo y una satisfacción, ya que se trata de un bellísimo pez de cuerpo fusiforme, delgado y ovalado; de un color rosado intenso, casi rojo, que se va difuminando hasta volverse plateado en la parte ventral; tiene vivos reflejos debajo de las branquias y unos pequeños puntos azules en la parte dorsal. Cuando esta asustado o siente pánico su cuerpo se llena de rojizas bandas trasversales. Llama la atención, que muchas horas después de su captura aún conserve sus vivos colores.

Lo mismo que el besugo y el aligote, pertenece al género pagellus, una subespecie de los Espáridos, dentro del orden de los Perciformes. Puede llegar a pesar hasta 4 Kgs. 

 Hábitat:

 El pagel suele vivir, preferentemente en zonas, donde se alterna roca o grava, con arena o fango. Aunque no es un pez de roca, se encuentra siempre junto a estas; en las zonas de arena rodeadas de roncheles y en los canales arenosos que las cruzan, es donde busca su alimento.

En estos lugares suele remover el fondo para hacer salir pequeños animalitos que son la base de su alimentación. Entre los 60 y los 30 metros de profundidad, es donde más posibilidades tendremos de dar con ellas, aunque en épocas de freza suele acercarse más a la costa. Entonces, busca rocas aisladas donde forma bancos bastante densos, para después volver a aguas más profundas, una vez efectuada la reproducción.

Las brecas son hermafroditas. Sus primeras maduraciones sexuales son como hembras y posteriormente como machos.

Es un pez gregario en sus primeros años, volviéndose con la edad bastante solitario. Sin embargo, por la proximidad de su hábitat con las rocas de las que es habitual el xargo, solemos encontrarlos formando grupos. Habita siempre en zonas muy determinadas, de las que raramente se aleja. A veces los cambios que se producen en los fondos marinos las hacen desplazarse hasta que encuentran el ambiente adecuado, lejos de corrientes y marejadas para volver al mismo sitio una vez que se restablecen las anteriores condiciones.

La breca vuelve año tras año a la misma marca

 

Su pesca:

 La breca es un pez muy desconfiado y receloso, un sibarita a la hora de comer, Un cebo mal colocado o que no es de su agrado, un aparejo hecho de cualquier manera, harán que nuestros intentos estén abocados al fracaso.

Los pescadores deportivos encontramos en la breca un adversario batallador y generoso que nos garantiza intensas emociones. Su pesca es bonita, fina y muy entretenida, hay que estar muy atento. Solemos pescarla con la caña en la mano; de esta forma apreciamos cualquier toque al señuelo, y en vez de dar el típico tirón para clavar la pieza, soltamos linea para dejar reposar la carnada sobre el fondo asegurando así la captura.

La mejor época para su pesca es sin duda la primavera y el otoño: abril, mayo, setiembre y octubre. Pero también será posible hacer buenas capturas durante el invierno, siempre que el tiempo y el mar estén buenos. Una embarcación que resista bien el empuje del viento y el mar un poco agitado sera la adecuada, teniendo en cuenta que en esta época la mar puede cambiar de improviso.

Solemos pescarla con la embarcación fondeada, pero si calamos un lastre libre para frenar la deriva, es probable, que nos sorprenda gratamente, lo eficaz que puede ser dejarmos llevar por la corriente, para que nuestro cebo recorra, a su vez el fondo, suavemente .

Este método tiene una ventaja añadida. Origina un notable reclamo al formar en el fondo una estela de arena en suspensión.

Entre los 50 y los 30 metros de profundidad, es donde más posibilidades tendremos de dar con ellas, si conseguimos buscar un fondo mixto o en su defecto las caídas de las piedras o arrecifes. Las horas previas a la pleamar suelen ser las más fructíferas siempre y cuando no haya mar de fondo.

El Pagel tiene un modo peculiar de picar. Un pequeño toque, seguido de un suave tirón, fruto de su desconfianza, son el preludio de otro fulminante, seguido de continuos cabezazos, nos dan muestra de la lucha de este espárido por su vida. Pero no nos dejemos engañar, cuando más tensos estemos luchando con ella, nuestro hilo se aflojará, la breca gasta esas bromas, sube varios metros intentando zafarse del anzuelo, y de nuevo se lanza hacia el fondo dando cabezadas con toda su energía. Aquí es dónde debemos ser realmente “finos”adecuando el freno del carrete para que no nos parta el hilo. Cuando el pez tire, el freno tiene que dejar ceder hilo sin que llegue a destensarse del todo.. Cuando vea la barca, repetirá los tirones con sus últimas fuerzas.

 

Cebos:

 Receloso y exquisito a la hora de comer, no le vale cualquier alimento, sino que elige su menú. De boca pequeña y bien armada tiene al cangrejo ermitaño como su preferido siempre que sea vivo; otros crustáceos, moluscos, gusanos, ( Xorra de arena, tubo, xorrón y xorra de agua o xorra blanca) los pequeños pececillos también son interesantes como cebo para el pagel). Come gamba, langostino, quisquilla, sepia, calamar etc. dependiendo de su apetito.

El aparejo ideal para la breca es el más sencillo; un buen anzuelo con plomo redondo corrido por la línea. Cuanto más larga sea ésta, más probabilidades tendremos. Realmente lo más interesante es que el hilo que usemos para empatillar sea de buena calidad y lo más invisible posible (los de fluorocarbono suelen ser muy adecuados), y que el cebo descanse totalmente en el fondo, para lo que emplearemos un plomo adecuado que fije el cebo, aún con algo de corriente.

Salud y buena pesca

 

                        de la red                                 

Valor nutritivo

La breca es un pescado blanco de carne bastante magra, con poco aporte graso, apenas un gramo por cada 100, Destaca su contenido de proteínas de alto valor biológico y en cuanto a otros nutrientes, es importante su aporte de fósforo, potasio y de vitaminas del grupo B y liposolubles como la vitamina A, y una elevada cantidad de agua

Es un alimento especialmente recomendado para niños y personas mayores, para regímenes por su bajo aporte en grasas y estómagos delicados.

Al igual que la mayoría de los pescados, puede contener larvas de Anisakis simplex, un parásito que puede ser causa de reacciones alérgicas en algunas personas. Este parásito se elimina a través del calor o frío. Dado que el pescado se cocina casi siempre poco hecho, es interesante tenerlo congelado por lo menos dos días antes de consumirlo.

En total aporta unas 70 calorías por cada 100 gramos

 

 

Hay días de pesca que lo único que se consigue son historias y amigos.

 

 
4 comentarios

Publicado por en 26 mayo, 2011 en CLASES DE PECES, LA BRECA O PAGEL