RSS

Archivo de la categoría: PERROS DE CAZA

LA CAZA… LOS POINTER…nuestros perros

 

NUESTROS PERROS

Desde siempre, en mi familia se ha practicado la caza menor. Toda vez que las especies que se pueden cazar son cada vez menos y además escasas, hace años que sólo nos dedicamos a la Becada .

Hemos criado nuestros perros y nunca cambiamos de raza pese a no ser, tal vez, los más indicados para cazar la arcea en Asturias.

Nuestros perros favoritos son los POINTER.

POINTER significa “indicar”, “señalar”… Esto ya es un claro ejemplo de la creación de un perro que ha nacido con inmejorables aptitudes para la muestra y la caza, heredadas de sus antecesores. Puro nervio y músculo cuando rastrea, no existe nada capaz de distraerlo de su objetivo ni distancia que lo fatigue. Cuando localiza la pieza se para inmóvil apuntándola con la nariz y mantiene el resto del cuerpo rígido como si fuera una flecha. Es de una rapidez y agilidad pasmosa.

Su origen (aunque muy discutido) parece que es español; proviene del antiguo Pachón de pelo corto navarro-abulense. En el siglo XVII es llevado a Gran Bretaña y tras varios intentos fallidos terminaron cruzándolo con sabuesos franceses con lo que se configura el actual Pointer.

Esta raza tiene una desmedida afición por la caza. Está más orientado a la caza de la pluma que de pelo. Se mueve bien en todos los terrenos aunque muestra su preferencia por los prados y vaguadas con buen grado de humedad.

Posee una poderosa nariz y caza con la cabeza bien alta, cara al viento (ventea). Bate gran cantidad de terreno y lo hace galopando, siendo nuestro mayor problema seguirlo porque caza casi siempre largo. A veces me dicen que mis perros se alejan demasiado – es cierto- lo que nos hace correr al galope cuando se queda puesto. En algunas ocasiones corren hasta convertirse en un puntito en el horizonte, pero ni aún así nos perderá de vista, como si supiera que no tenemos ni su corazón ni sus patas. El sabe que sólo con nosotros se formará ese triangulo fantástico y ancestral que conforma el cazador, el perro y la pieza.

Nadie como él es capaz de retener la becada aplastada entre la hierba, hipnotizada, y convencida de su perfecto mimetismo con el entorno…..

Sus muestras son espectaculares y muy elegantes. Sólo las rompe si la pieza se levanta para continuar guiándonos hasta que ésta se vuelva a posar , poniéndose en pose para volver a mostrarla. Sin embargo a pesar de ser perro de boca blanda (entrega fácilmente la pieza al cazador) no es muy bueno cobrando porque para él la pieza abatida pierde su interés. Después de un trabajo lento y complicado hemos conseguido enseñar a alguno de ellos a cobrar perfectísimamente, pero al resto sólo conseguimos que nos indique dónde ha caído, luego se dan la vuelta y se ponen de nuevo con su tarea de rastreo.

A pesar de ser una raza muy nerviosa, tolera bien al resto de los perros. En general, es un animal muy inteligente pero algo lento en el aprendizaje si bien lo que aprende, nunca se le olvida. De ahí la importancia de darle siempre órdenes claras y concisas y nunca contradictorias. Así y todo debemos armarnos de una gran paciencia porque el resultado vale la pena.

Cuando es joven, 3-4 años, su fogosa sangre de cazador empedernido desde que nace, sus increíbles vientos, hacen bastante complicada su obediencia , lo que se traduce , para nuestra desesperación que cace fuera de tiro. Es por lo que se le considera una raza de madurez tardía y tendremos que esperar –salvo excepciones- que tenga cinco años por lo menos para conseguir un perro plenamente formado, capaz de cazar como le exijamos.

Intentaremos siempre enseñarlo por las buenas, dejando claro quien manda, pero teniendo siempre en cuenta que soporta muy mal el castigo y si es físico, seguramente consigamos el efecto contrario al que deseamos. Ya que es extremadamente sensible al mismo.

No es necesario ningún tipo de cuidado especial, como perro de pelo corto que es. Algún problema con los pinchos de los matorrales; tener cuidado con las garrapatas y ácaros sobre todo en las orejas.

A tener en cuenta que es muy sensible al calor y la falta de agua. Impensable dejarlos en un carro o maletero durante horas al sol. Tampoco el frío extremo le conviene.

Físicamente es de una belleza impresionante. Su cráneo tiene una anchura media con la protuberancia occipital muy pronunciada, la cara de aspecto ligeramente cóncavo. Sus ojos de mirada viva y de expresión bondadosa, deben estar a la misma distancia de la trufa (nariz) y del occipucio. Suelen ser marrones o avellana dependiendo del color del pelaje. La trufa debe ser grande, ancha, suave, húmeda y fresca, con los orificios nasales bien abiertos y móviles, las aletas nasales no deben de ser carnosas, sino finas, tendrán el color oscuro de sus manchas, el mismo del contorno de los ojos. El labio desarrollado y flexible. Las orejas de implantación alta, tienen la piel delgada puntiaguda en el extremo y de longitud media.

Tiene un cuerpo con una buena osamenta y tendones bien marcados. La espalda  larga , bien inclinada hacia atrás. Con la grupa bien angulada. Su cola, implantada sobre la línea de la grupa tiene una longitud media, gruesa en la base que va estrechándose gradualmente hacia el extremo y sin ninguna curvatura. Cuando el perro está en acción, la bate de un lado a otro con movimientos cortos y vibrantes. Su parte trasera es muy musculosa y sus costillas bien marcadas conforman un pecho poderoso del que sobresale el cuello fino y sin papada.

Es por lo tanto un perro armonioso, bien construido en su conjunto que da una impresión de fuerza y agilidad. Su perfil general describe una serie de elegantes curvas. Es aristocrático, perseverante y rápido con muy buen carácter.

Como mascota el Pointer es simpático, activo y un compañero fiel a su amo, pero algo difícil para vivir en una casa porque es muy inquieto y necesita amplios espacios donde poder correr. Tampoco es muy bueno como perro guardián. No debemos olvidar nunca que ha sido criado y se ha utilizado para la caza durante cientos de años y necesita desarrollar su instinto natural.

Berta

 
1 comentario

Publicado por en 24 noviembre, 2008 en PERROS DE CAZA